"La medalla es para mi papá que murió hoy": Juan David

"La medalla es para mi papá que murió hoy": Juan David

Santiago de Cali, 13 de agosto de 2019. La fortaleza de Juan David Tamayo, pese a la adversidad, sorprendió a los asistentes del Festival ‘El Valle en clave de futuro’. Su segundo lugar se convirtió en un homenaje a la vida.

Con su traje azul que vestía el luto que llevaba por dentro, Juan David llegó a cumplir la cita con la salsa y la promesa de ser un campeón. El ritmo dejó claro que la música manda no sólo en las líneas ejecutadas, sino también en su corazón.

Su segundo lugar en la categoría profesional, modalidad solista, sorprendió a todos los asistentes del Festival ‘El Valle en Clave de Futuro’ que hasta ese momento ignoraban la tragedia de su alma. Con la inocencia de sus siete años, el niño tomó el micrófono y manifestó que la medalla “es para mi papá, que murió hoy”.

Los más de mil asistentes a la carpa Delirio enmudecieron, el corazón se contrajo. Segundos después aplaudieron al pequeño Juan David, por la fuerza demostrada y por estar en escena, pese a todo, entregando lo mejor de sí.

“Una dedicatoria a mi papá y a todo El Templo del Sur (su escuela de baile en Buga), porque mi papá se acaba de morir hoy. Yo sé que él me está viendo desde el cielo”, expresó el pequeño artista.

Los abrazos solidarios, los aplausos para un niño que empieza a proyectar su futuro como bailarín de salsa se sumaron a la fuerza y caracterización del baile presentado por Juan David.

Para John Harold Acosta, director de la escuela El Templo del Swing, de Buga, “esto es el arte, es la danza, por eso estamos aquí reunidos. No es fácil, sin embargo, su papá siempre le dijo que tenía que ser un campeón y él está aquí demostrando su talento independientemente de que tuviera o no un trofeo. El trofeo más grande lo tiene en su corazón y en su cuerpo que es el talento”.

La gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, se sumó a esas voces solidaria y se sorprendió con la capacidad de Juan David Tamayo. “Es la vida del artista, pero de verdad muy duro, creo que bastante difícil”.


La melodía marcó el tiempo de baile. En su rostro y pies estuvo el gozo de bailar para don Gabriel, su padre. La medalla del segundo lugar significó el sueño ser un campeón y cumplir los deseos de su papá.

Bethsabé Castro Payán

Periodista Gobernación del Valle

 


Número de visitas a esta página 161
Fecha de publicación 13/08/2019
Última modificación 13/08/2019