En respuesta a solicitud de la Gobernadora, la Eps Barrios Unidos será retirada del Valle del Cauca

En respuesta a solicitud de la Gobernadora, la Eps  Barrios Unidos será retirada del Valle del Cauca

Santiago de Cali, julio 10 de 2019. La gobernadora del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro, recibió con beneplácito la decisión de la Superintendencia Nacional de Salud que, en respuesta a su solicitud expresada en diferentes escenarios desde inicios de 2018, revocó la autorización del funcionamiento de la Eps Barrios Unidos de Quibdó (Ambuq) y esta se retirará del Valle del Cauca.

 “Con mucha satisfacción recibimos los vallecaucanos la decisión de la Superintendencia de Salud, de retirar la Eps Barrios Unidos del Valle del Cauca. Lo habíamos solicitado, lo habíamos pedido, con esta decisión quienes están ganando son los pacientes, la que gana es la salud porque definitivamente la Eps Barrios Unidos no prestaba el servicio a los pacientes como se lo merecen”, dijo la mandataria, quien recibió la noticia en Barranquilla, donde participa de El foro +Región, ‘Hacia un nuevo modelo de Estado”, organizado por la Federación Nacional de Departamentos.

La mandataria señaló que se trata de una “buena decisión y, de verdad, que esperamos que los afiliados vayan a otra Eps en donde realmente sí les presten el servicio que se merecen los pacientes y los vallecaucanos”.

De acuerdo con la decisión de la Superintendencia de Salud, como consecuencia de las reiteradas fallas en la prestación del servicio, a partir del próximo 1 de agosto, Ambuq EPS deberá interrumpir de forma inmediata la prestación de servicios en el Valle del Cauca y los departamentos de Magdalena y Córdoba, donde también cuenta con afiliados.

La decisión adoptada mediante la Resolución 6267 de 2019, se tomó tras el seguimiento que el ente de vigilancia hizo a la EPS, donde se identificó que Ambuq no ha superado las condiciones que dieron origen a la imposición de la Medida de Vigilancia Especial del 4 de agosto de 2016, al incumplir los indicadores de los componentes financieros, técnico - científicos y jurídicos lo que genera un riesgo en la prestación de los servicios de salud a la población afiliada.

“Es claro que Ambuq EPS en los departamentos de Valle del Cauca, Córdoba y Magdalena, no garantiza que la prestación de los servicios de salud de sus usuarios se efectúe bajo los estándares de oportunidad, calidad, eficiencia e integralidad”, dijo el Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel.

En el Valle del Cauca actualmente son 72.658 afiliados a la Eps Barrios Unidos de Quibdó.

Cabe recordar que ante las permanentes fallas administrativas, la falta de pago a los hospitales de la red pública, las barreras para la atención de los pacientes y la no entrega oportuna de medicamentos, el 15 de febrero de 2018 la gobernadora Dilian Francisca Toro y los alcaldes de 13 municipios del norte del Valle enviaron una carta a la Superintendencia Nacional de Salud en la que solicitaron la salida de Eps. Se trató de una de las primeras acciones desde el Gobierno departamental en busca de una solución a la problemática de los pacientes.

Ahora, se espera que una vez la entidad adelante el proceso de asignación de los usuarios a otras EPS receptoras autorizadas que operan en la región, sobre las que no haya ninguna medida de vigilancia especial por parte de la Supersalud, esta suspenda los servicios en el departamento.


Número de visitas a esta página 98
Fecha de publicación 10/07/2019
Última modificación 10/07/2019