SERVICIO

Valor del servicio

LO QUE HAGO

 

  • Siempre estoy dispuesto a ponerme en los zapatos de las personas con quienes interactúo en mi trabajo. Entender su contexto, necesidades y requerimientos es el fundamento de mi labor y del servicio que presto.

 

  • Presto los servicios de tal forma que los ciudadanos confíen en la exactitud de la información suministrada y en la calidad de los servicios recibidos

 

  • Desarrollo habilidades y aptitudes como la amabilidad, la cortesía, la sensibilidad, la comprensión, la paciencia, el dinamismo, la persuasión, la capacidad para escuchar, asesorar y orientar.

 

  • Brindo a los ciudadanos el servicio solicitado de una manera respetuosa, diligente, gentil y sincera, otorgándoles la importancia que se merecen y teniendo una especial consideración con su condición humana.

 

  • Presto una atención oportuna, amable y de buena calidad a los compañeros de trabajo.

 

  • Respondo a las necesidades y solicitudes de los ciudadanos de manera efectiva, siempre que éstas se enmarquen dentro de las normas y principios que rigen nuestro quehacer como servidores públicos.

 

LO QUE NO HAGO

 

  • No debo estar dispuesto a sólo pensar en mí mismo, a sólo interactuar con el que me conviene y a desconocer que el servicio es una prioridad.

 

  • No debo aceptar las prácticas que atentan contra el reconocimiento de nuestra vulnerabilidad y contra la reciprocidad, la solidaridad y el servicio.

 


Número de visitas a esta página 1620
Fecha de publicación 12/04/2019
Última modificación 25/03/2021