Redes sociales

Bitácora del Gobernador

  • Inicio
  • Discurso de Posesión

Discurso de Posesión

Agradecimientos

Tras las pasadas elecciones del 29 de Octubre y de acuerdo a nuestro orden constitucional, comparezco hoy  ante la población vallecaucana para  asumir  un enorme desafío: la renovación del liderazgo de la gestión pública| de nuestra región, la reafirmación de la legitimidad institucional y el respeto a los valores democráticos.

En un día y en un acto como este quiero expresar públicamente y en primer lugar mi inmensa gratitud a mis padres… madre  por tu entrega e infatigable dedicación a tus hijos, por tu entereza y valor con la que a edad muy temprana enfrentaste la perdida violenta de nuestro querido padre. Por tu rectitud ejemplarizante y respeto a la norma, valores con los que impregnaste nuestras vidas.

Quiero hoy también rendir homenaje a la memoria de mi padre, un hombre cuya entrega a la comunidad y en especial a los más desprotegidos le costó la vida. Tu mensaje de equidad y justicia social, tu capacidad para generar confianza y esperanza en un futuro mejor, así como tu liderazgo natural y lleno de legitimidad marcaron definitivamente el desarrollo de nuestra personalidad.

Sus enseñanzas  y valores definieron el rumbo de mi vida, que se orienta en un breve ideario: amor a Dios, ansia infinita de paz y reconciliación, una vocación de servicio a los demás y el compromiso  por el mejoramiento de la condiciones de vida de los más humildes.

Hoy son muchas las personas, organizaciones sociales, partidos políticos, sectores empresariales e instituciones a quienes tengo que agradecer. Solo he recibido muestras de solidaridad, apoyo y cariño. Gracias al pueblo vallecaucano que me otorgó su confianza y me entregó un mandato, que hoy asumo con responsabilidad y humildad.
Panorama Introductorio General

El contexto Nacional

Enfrentamos una época de vertiginosos cambios e incertidumbres de orden global, en lo económico, lo político-institucional, lo tecnológico y lo ambiental. Son profundas las transformaciones culturales que experimentamos y mayor el desafío de combatir la pobreza, la marginalidad y la exclusión de vastos sectores de nuestra población.

El contexto nacional  nos muestra una realidad económica que  registra avances en la diversificación exportadora, la modernización de ciertos sectores industriales y productores de servicios,  una  mayor inversión extranjera y de la apertura a nuevos mercados. Sin embargo, el mundo competitivo actual demanda un desarrollo con mayor dinamismo, mayor sostenibilidad, mas incluyente y ecológicamente compatible. La tercerización  del aparato productivo ha restado  importancia a los sectores primarios y secundarios de la economía, la  informalidad y el subempleo vienen en franco crecimiento atentando contra la generación del empleo de calidad y la inversión extranjera no logra impactar la capacidad competitiva de la economía.

En el plano político -  Institucional se evidencia un esfuerzo esperanzador  por la modernización de las entidades públicas para retomar el liderazgo del sector público, su papel protagónico en la movilización social, el acuerdo y concertación de las fuerzas y sectores sociales, el dialogo y el emprendimiento de tareas colectivas.

En materia ambiental es alarmante el deterioro por un desarrollo urbano no planificado, la deforestación irresponsable de nuestros bosques y selvas, la desprotección de las cuencas hidrográficas, la pérdidas del suelo y fuentes de agua, la contaminación industrial, la minería ilegal, los cultivos ilícitos y prácticas agrícolas y de pesca contrarias a una visión de un desarrollo limpio y sustentable.

En el plano Social el país  a pesar de evidenciar avances en la atención de las NBI y en el Índice de desarrollo Humano, mantiene grandes inequidades sociales con enormes brechas entre regiones, poblaciones y contextos urbanos y rurales. Enormes desigualdades sociales nos alejan del cumplimiento de los Objetivos del Milenio, donde la pobreza se vuelve crónica y endémica alimentando un diabólico circulo vicioso: inseguridad ciudadana, aislamiento y desconfianza, intolerancia  y mayor violencia.

El contexto regional

Nuestro Departamento está inmerso en ese escenario nacional, ello nos significa grandes desventajas pero a la vez grandes oportunidades. Un liderazgo regional fortalecido no solo puede neutralizar o minimizar los efectos de la problemática nacional sobre lo local si no que nos abre la posibilidad de generar desarrollo de “abajo hacia arriba”, tomar posicionamiento, ganar capacidad de interlocución y negociación en el contexto nacional.

En materia del desarrollo económico y empresarial de la región no tenemos todavía suficiente representatividad en el concierto nacional para intervenir en la política pública y la normatividad que nos faciliten el desarrollo de nuevos sectores con potencial de expansión evidenciado, caso del sector pesquero, sanitario, minero,  logístico, etc. Al igual que una incursión con más fuerza innovativa y tecnológica en clústeres como el de la caña de azúcar, el hortofrutícola, el papel, el turismo, el aeroespacial, la salud y la belleza, los mercados verdes y la producción limpia, el sector químico  y farmacéutico para mencionar tan solo algunos ejemplos.  De lograrlo aumentaríamos el nivel de diversificación de nuestra estructura productiva, generando empleos de calidad, desconcentrando las exportaciones, desplegando nuevas vocaciones económicas con mayor valor agregado,  reduciendo los niveles de bienes manufacturados y limitando la tercerización de la economía. Esa capacidad competitiva demanda ampliar el acceso al capital y bajar sus costos.

Como lo anuncié en mi propuesta de gobierno, impulsaremos el desarrollo de los siguientes proyectos:

• El fortalecimiento tecnológico a la productividad y competitividad de las MIPYMES de sectores estratégicos del Valle del Cauca para el fortalecimiento de las exportaciones y la generación de empleo estable.
• El desarrollo del Parque Científico y tecnológico del Pacífico (PCTP) - Fase I Palmira.
• El Centro de Ciencia y Tecnología Automotriz de Colombia (apoyado por Colciencias).
• El Fondo Departamental para el Emprendimiento.
• Garantía del suministro de agua potable con el Acueducto de Buenaventura

Por su condición de corredor logístico estratégico hacia el Pacífico y para el mercado interno, el Valle del Cauca requiere continuar fortaleciendo su infraestructura vial.  En concertación con los Alcaldes haremos el diseño e implementación del Plan de vías secundarias y terciarias que garanticen la movilidad y el intercambio entre municipios, corregimientos y veredas, de insumos y productos agropecuarios, artesanales y otros en bien de las economías locales.  Hemos gestionado ya los primeros recursos de regalías por valor de  13 mil millones de pesos, que nos permitirán atender un compromiso hoy pendiente que es la doble calzada Cali-Candelaria.

Entre otros importantes proyectos de infraestructura están:

• El Anillo Agrícola San Rafael - Tulua - Ceilán - Chorrera – Sevilla y la
• La Carretera Cordillerana Argelia-Versalles - El Dovio-Trujillo- Calima el Darién son un reto y una prioridad en los proyectos de infraestructura de nuestro Departamento.
• La vía de conexión Valle - Chocó con recursos ya gestionados
• La Construcción de la vía Mulaló - Loboguerrero.
• El Puerto seco de Buga y sus alrededores, de cara a las ventajas de la Globalización y aprovechando su cercanía y conectividad con el Puerto de Buenaventura.
• La Acuapista del Pacífico - canalización de los esteros del Litoral Pacífico colombiano. (Tumaco-Guapi-B/ventura - Ríos San Juan-Río Baudó – Proyecto Arquímedes).
• Desarrollo del Aeropuerto de Santa Ana en Cartago, como punto de integración con la región cafetera

Con el Gobierno Nacional gestionaremos la terminación de la doble calzada B/ventura - Mediacanoa - Buga  y a través de la concesión vial buscaremos terminar Transversal 12 de Tulua. De la mano con el nivel central lideraremos la construcción y ampliación de las vías que llevan al puerto de Buenaventura en condiciones y características técnicas de vías internacionales enfrentar el reto de la globalización y el gran comercio internacional, convirtiendo a Buenaventura en el puerto con mejor oferta técnica y de servicios de Colombia.  Trabajaremos para garantizar el dragado y profundización del puerto de Buenaventura como condición indispensable para la llegada de los modernos buques de carga de gran calado.

Hay riqueza de ideas, disponemos de una importante estructura empresarial representada en grandes, medianas, pequeñas y microempresas. Nuestra diversidad y pujanza cultural además de patrimonio social y fuente de identidad, encierra un incalculable potencial para generación de riqueza. Continuamente se proponen valiosas agendas económicas y se formulan  iniciativas serias. 

Desafortunadamente, nuestra debilidad radica en nuestra capacidad de integrar las propuestas, construir consensos y generar una visión colectiva de región. Sin ese acuerdo fundamental es difícil  pensar en la sinergia de esfuerzos, en la interacción productiva entre lo público y lo privado y  en la complementación de intereses y competencias. Ese consenso social arrastraría e impulsaría el  rediseño institucional, motivaría el compromiso de los grupos económicos y empresariales, convocaría los líderes políticos, el sector académico y científico, cultural y social. Es aquí donde el ejercicio de un liderazgo público efectivo,  una institucionalidad pública que planifica, conduce, orienta y evalúa las políticas  y los programas puede muy pronto mostrar  frutos en términos de desarrollo económico,  empresarial y social.

La población vallecaucana nos  exige a todos  una distribución más equitativa del ingreso y de la riqueza, mayor atención a las diferentes subregiones (Pacífico, Centro, Norte y Sur) a nuestra periferia y entorno rural. Nuestros potenciales demandan un  salto cuantitativo y cualitativo en infraestructura portuaria, vial, férrea y aérea. Necesitamos con urgencia acelerar la formación de capital humano  y mayor desarrollo de nuestra capacidad científica y tecnológica aplicada a la producción económica, a la gestión pública y los sistemas de información,  decisivos para una asertiva y responsable toma de decisiones.

Es impensable un desarrollo económico y competitivo sin una solida política fiscal. Tenemos aquí un enorme desafío. Permítanme detenerme  un momento en este trascendental aspecto……

Enfrentamos hoy una serie de dificultades fiscales estructurales:  

• A Octubre 31 de 2011, lo recaudado frente al presupuesto definitivo para la vigencia 2011 apenas alcanza el 62%, ello evidencia una sobre estimación de la capacidad rentística del departamento o bien  un deficiente proceso de recaudo. Ambas circunstancias son nefastas para una exitosa elaboración de planes, programas y presupuestos.  De $1.376.426 millones proyectados recaudar en la vigencia 2011 sólo se ha recaudado $853.803 millones, lo que anticipa un incumplimiento de las metas trazadas al  cierre de la vigencia y para el ciudadano significa menor inversión social. Los ingresos recaudados por transferencias presentan  una reducción nominal del 3% y del 6% en  términos reales de los ingresos por recursos propios  frente al 2010. La caída de los ingresos no tributarios en un 20% en el mismo período es causada  por una disminución en los ingresos producto de la participación en producción y comercialización en licores que bajó de $41.814 millones a $31.777 millones por una menor venta de botellas de la industria de licores del Valle.

• El déficit incorporado acumulado de  la  vigencias 2010 y anteriores ascendió a $80.452  millones,  de los cuales durante lo  transcurrido del año 2011, hasta el 21 de diciembre se han cancelado  $ 25.203 millones con recursos propios, quedando un saldo por cancelar del déficit de vigencias anteriores al 2011 de $55.249 millones. El déficit estimado de la vigencia 2011 según información suministrada por la sub-secretaria de presupuesto será de 20.000 millones, y en este orden de ideas se estima que el déficit acumulado del departamento al 31 de diciembre estará como mínimo en  $75.249 millones, sin incluir la estimación del reajuste pensional del decreto 2108 de 1992 que puede afectar la viabilidad fiscal del ente territorial. El déficit fiscal es producto de irresponsabilidades fiscales de anteriores administraciones que comprometieron el departamento más allá de sus recursos disponibles.

• El gobierno Nacional en desarrollo de las facultades conferidas por el Art 116 de la Ley 6 de 1992 (Reforma Tributaria) expido el Decreto 2108 que viene a reajustar las pensiones en forma gradual, lo que significa una nivelación que culminaría en 1995 para pensiones reconocidas con anterioridad al 1 de Enero de 1989 "para compensar las diferencia de los aumentos de salarios y de las pensiones de Jubilación", como lo anota la Ley 6. Según el criterio de la administración actual el cálculo del reajuste pensional estaría cercano a los $9.000 millones de pesos correspondientes a 564 sentencias, basado fundamentalmente en la aplicación de la figura de la prescripción. Al respecto la Contraloría departamental del Valle manifestó  en el informe de auditoría regular realizada a la vigencia 2010 un criterio diferente frente a la figura de la prescripción. Esta diferencia de criterio de tener razón la Contraloría  podría significar que el reajuste pensional no ronde los $ 9.000 millones sino que llegue a superar los $ 80.000 millones afectando la viabilidad fiscal del departamento. Situación muy grave que debe dilucidarse con urgencia extrema.

• En el 2009 El indicador resultante de comparar los gastos de funcionamiento sobre los ingresos corrientes de libre destinación  se ubicó en el año 2009 en 52.98% para el sector central, superior en 2,98% al 50% establecido como límite superior en el artículo 5º de la ley 617/2000. Ello implicó que en el 2010 La Gobernación del Valle pasó de categoría especial a categoría primera  por exceder los límites de la ley. Según información suministrada por la Secretaria de Hacienda, para la vigencia fiscal 2010, el indicador gastos de funcionamiento sobre ingresos corrientes de libre destinación se ubicó en 53,65% volviendo a categorizar el Gobierno Departamental al departamento para la vigencia 2012 en la categoría primera. Al respecto la Contraloría departamental llamo la atención respecto de esta situación y señalo: “Como se observa en el cálculo anterior, el indicador de Ley 617 de 2000, para la vigencia 2010 está en el 57%, ( No en el 53,65% pues no se  incluyeron en los gastos de funcionamiento el valor de la apropiación “Amortización Déficit Fiscal Gastos de Funcionamiento”  por valor de $10.429 millones), lo que significa que el departamento no esta recuperando la categoría especial y por el contrario está en riesgo de no conservar la categoría primera. Para el caso del Valle del Cauca, la nomina anual de pensionados asciende a $118.000 millones de pesos, lo que representa cerca de 37 puntos porcentuales de 50 que autoriza la ley 617 para recuperar la categoría especial. Es decir, el margen restante es insuficiente para atender los demás gastos de funcionamiento que el departamento requiere para funcionar. Es un problema estructural que demanda la participación del nivel local, departamental y nacional.

• El departamento debe adelantar una adecuada y oportuna defensa jurídica en los procesos judiciales que cursan en contra del departamento. Se evidencia la ausencia de los procesos conciliatorios de las áreas responsables, pues se desconoce el número o cantidad de procesos debidamente clasificados por cuentas separadas en civiles, laborales, penales, administrativos y fiscales,  incluyendo el valor de las demandas o procesos litigiosos, que cursan  a favor y en contra del Departamento, y que en un futuro pueden producir efectos negativos en la estructura patrimonial de la Administración Central. Las amenazas por los diferentes procesos debido a pretensiones judiciales supera los $300.000 millones que pueden comprometer la viabilidad fiscal del departamento y que debe ser tarea prioritaria de la presente administración. *y no estaba tan organizada la casa

Es un imperativo fortalecer la gestión de la renta del departamento adelantando, una reingeniería, de la hacienda pública, donde sus dependencias  dejen de actuar en forma desarticulada y entiendan que son una parte de un único sistema. Necesitamos un proceso moderno de rentas que sea integral y en línea con otras fuentes de información y que además obedezca a una verdadera planificación del recurso financiero y que garantice la financiación de los programas y proyectos del Plan de desarrollo. Es urgente profundizar en el saneamiento de las finanzas y evitar incrementar el déficit fiscal.

Mejoraremos la capacidad de gestión de las empresas generadoras de renta como INFIVALLE, ILV, ERT, buscando mayores ingresos para el Departamento.  Además en el caso específico de la ILV se creará un bloque de búsqueda contra la fabricación y venta de licor adulterado.

 

EJE SOCIAL

El departamento del Valle del cauca,  acumula una deuda social  histórica en materia de equidad. Por años se vienen perpetuando las desigualdades entre diferentes grupos poblacionales: Los indígenas y afrodescendientes padecen mayor hambruna, mueren más precozmente sus madres, tienen menor acceso a la alfabetización, al goce de una vivienda digna y más bajo nivel educativo.  Los hogares de afro-vallecaucanos tienen un Índice de Condiciones Vida, por debajo del de hogares “no étnicos”. El 58% de los hogares afrovallecaucanos viven bajo la línea de pobreza y el 19% bajo la línea de indigencia. 
Recientemente se reconoce:

• Que persisten conductas discriminatorias que contravienen la importancia de construir la identidad vallecaucana sobre la base de la valoración de su diversidad, de respetar las diferencias raciales y étnicas, culturales, de géneros y por orientaciones sexuales y discapacidades.

• Que la población en situación de desplazamiento, excluida primero por la pobreza y luego por la guerra, encuentra en los centros urbanos otras formas de discriminación por dificultades para acceder a empleo, vivienda digna y a una educación que responda a características de extra-edad, diferencias culturales, carencia de documentación, bloqueos emocionales y desconocimiento general del medio receptor.

• Que la  discriminación de la población en situación de discapacidad se da en el empleo, en barreras para el acceso físico a edificaciones, al espacio público y al transporte, en prejuicios y desconocimiento de sus derechos, necesidades y situaciones concretas, y en ofertas educativas que no son del tipo y calidad requeridos.

• Que los derechos de la población LGTB son frecuentemente violados con base en prejuicios y preconcepciones culturalmente arraigados, siendo las personas trans las más discriminadas y excluidas por su identidad y expresión de género.

• Que la discriminación de género, a su vez se expresa en múltiples formas, entre ellas en frágil acceso a instancias de decisión y en remuneración asimétrica, con relación a los hombres, por desempeño del mismo cargo.

Todavía tenemos grandes brechas en la mayoría de los indicadores de desarrollo entre subregiones y entre municipios. En las zonas rurales es mayor el NBI, la pobreza y la miseria, el equipamiento urbano, la asistencia educativa y la cobertura real en salud. Cali tiene un NBI de 11.0 y Buenaventura de 35.5. Similar situación se presenta entre extremos para la tasa de mortalidad infantil por 1.000 nacidos vivos (48.0 en Buenaventura y 15.5 en Palmira), la tasa de mortalidad por Enfermedad Respiratoria Aguda (38.6 para Yotoco y 6.3 para Toro) y los años promedios de escolaridad (10.3 para Cali y 6.0 para El Águila), para mencionar algunos ejemplos.


Salud

Nos preocupa que avanzamos muy lentamente en reducir la muerte de niños y niñas entre 0 y 5 años de edad por causas evitables. Necesitamos garantizar a nuestras mujeres una maternidad y un parto seguros, de lo contrario continuaremos registrando una elevada mortalidad de  menores de 1 año por esta causa. Hoy representan el 60% de la mortalidad infantil en menores de un año.


Nos alarma la ocurrencia del maltrato infantil. En el 2010 se reportaron 748 casos de maltrato infantil; el municipio de Cali aporta el 40,3% de los casos. El 53% de los casos en el Valle ocurren en niñas. En Colombia el maltrato a los Niños y Niñas aumentó en  un 20% y el Valle del Cauca ocupó un deshonroso segundo lugar en la lista de niños más agredidos. Los niños y las  niñas en la niñez intermedia presentan mayor riesgo de ser abusados o abusadas y están expuestos a un escenario de violencia intrafamiliar o conyugal que año tras año alcanza cifras que rondan los 5000 casos…………….. Señor, Procurador General de la Nación Ud. encontrará en el Departamento del Valle un extraordinario aliado frente a la exigencia y cumplimiento de la ley 1098 de 2006 que protege la infancia y la adolescencia en Colombia!
Vamos a redoblar los esfuerzos por continuar reduciendo la tasa de mortalidad materna, que en el Municipio de Buenaventura es especialmente crítica duplicando la tasa del departamento. Cali y Buenaventura aportan el 25% de los casos registrados de sífilis congénita.

Es un contrasentido que mientras el mundo mira a la Juventud como pilar del conocimiento, la innovación,  la competitividad y la consolidación de la democracia nosotros la sigamos llevando al sitial de la violencia, el desempleo, el consumo de sustancias psicoactivas legales e ilegales, la apatía y la baja participación ciudadana. Tenemos el firme compromiso de reconocer y desarrollar el potencial de la Juventud y hacer de la política pública de Juventud del departamento un motivo de orgullo vallecaucano para el bienestar de los y las jóvenes de la región.

No hay economía sana en sociedades enfermas. El incremento del deterioro de la salud mental de los colombianos es un fenómeno que nos obliga a  prender las alarmas. El Valle del Cauca del Cauca no escapa a esta tendencia; tenemos para el 2010 30.081 casos de personas con discapacidad cognitiva, una tasa de 668 casos por 100 mil habitantes.  El Desarrollo y fortalecimiento de la política de Salud Mental del Departamento será una máxima prioridad para esta administración. Fortaleceremos y reenfocaremos la intervención en salud mental en las escuelas a través del Programa de los Psicólogos y desarrollaremos la Atención en Salud Mental Comunitaria.

Necesitamos brindar más y mejores servicios de salud a la población, que el paciente y su familia no se sientan maltratados en la atención prestada. Le daremos accesibilidad y oportunidad a quienes lo requieren.


El Valle del Cauca,  a pesar de la crisis global en Colombia, tiene alternativas para eliminar barreras de acceso y fortalecer nuestra red Hospitalaria. Vamos a dar ejemplo a nivel Nacional con la  Atención Primaria en Salud como política pública que llevará la salud cerca al ciudadano, trabajando el tema del cuidado, la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad.

Retomaremos la Política implementada en Salud por el ex gobernador Dr. Juan Carlos Abadía.  Hoy gracias a esa política los habitantes del Distrito de Aguablanca pueden ser atendidos en el Hospital Isaías Duarte Cancino en temas de II Nivel.   Además municipios como Bugalagrande, Cartago, Calima - Darien, San Pedro entre otros, gozan hoy de una mejor infraestructura hospitalaria la cual garantiza una atención de calidad.

Aplicaremos por primera vez recursos propios para el fortalecimiento del Hospital Universitario del Valle.  Entendido esto como un estímulo a la modernización de su gestión institucional, su posicionamiento en el sector de la salud y fortalecimiento de su capacidad competitiva para su sostenibilidad financiera.   En relación al Hospital Universitario de Buenaventura impulsaremos su desarrollo hacia la atención de enfermedades tropicales y fortaleceremos la atención materno -infantil y de urgencias.

Educación

Atender responsablemente la formación de nuestros niños y niñas pasa obligatoriamente por la concepción de una política educativa integral. Integral en la medida que interviene y evidencia resultados en varias etapas: antes del colegio, durante el colegio y después del colegio, a la vez que desarrolla capacidad rectora del sistema educativo y se preocupa por la vinculación de la  escuela con la comunidad.


Estamos comprometidos con la  universalización del grado obligatorio de transición y la extensión de los grados pre-jardín y jardín en el nivel pre-escolar, con la atención especial a las poblaciones en condición de vulnerabilidad. Fortaleceremos los programas de desayunos escolares y la mochila educativa y trabajaremos en programas que permitan garantizar el transporte a los estudiantes campesinos hacia los centros de educación. Estimularemos los círculos de calidad e impulsaremos proyectos de innovación tecnológica e investigativa y crearemos incentivos a la excelencia para estudiantes y docentes.

 
En Buenaventura fortaleceremos el diseño e implementación de programas de educación especializada y vocacional  como la capacitación en logística portuaria, mantenimiento de equipos de puerto, comercio exterior y legislación aduanera, Hotelería, turismo y bilingüismo. 

 
El Gobierno Departamental liderará y asignará recursos para la creación de la Universidad del Distrito de Agua blanca en la ciudad de Cali. Invitaremos al Gobierno Nacional, las Universidades públicas nacionales y regionales, los gremios y todos los actores de la Sociedad civil, como propuesta de alto impacto social en la reivindicación de una de las poblaciones más vulnerables de Latinoamérica

Propenderemos por la Regionalización de la Educación Superior, aprovechando el potencial y capacidad instalada de nuestra insigne Universidad del Valle. Promoveremos una alianza entre el ICETEX, la empresa privada y el sector oficial para la creación de un fondo de estímulo que permita que los bachilleres  puedan acceder a estudios superiores - Programa MASOS para jóvenes. Estamos comprometidos en disminuir los altos índices de deserción en la educación superior que hoy ascienden al 60%.

 

Vivienda

Debemos trabajar en la producción social de la vivienda y gestionar la superación del déficit calculado en 342.000 hogares, buscando incrementar la inversión pública en este renglón. Hay que fortalecer los mecanismos de gestión del riesgo controlando los asentamientos informales y explorar alternativas de construcción limpia y amigable con el ambiente.

Trabajaremos de la mano con las Cajas de Compensación Familiar, las Organizaciones de Vivienda Popular y motivaremos a los Alcaldes a través de subsidios para la consecución de lotes con infraestructura para urbanizar destinados a la construcción de vivienda de Interés social.

 

Victimas y desplazamiento

Conjuntamente con el Gobierno Nacional y las Alcaldías concertaremos una agenda que contribuya a la disminución del desplazamiento de la comunidad Vallecaucana, al retorno de la población desplazada a sus sitios de origen y a la atención de víctimas y grupos vulnerables por el conflicto armado.

Impulsaremos acciones intersectoriales y concertadas con ONGs para el desarrollo de programas auto-sostenibles que contribuyan a la superación y cesación de la condición de desplazamiento forzado.  Fortaleceremos el Comité Departamental para la Atención Integral a la población desplazada por la violencia y movilizaremos el decidido apoyo de los distintos actores relacionados con la problemática, pueden contribuir a una mejor atención de este flagelo.


Seguridad y  Justicia

El Pueblo Vallecaucano no Resiste más guerra y Violencia ni más atentados contra la vida, honra y bienes. Trabajaremos en mejorar la seguridad ciudadana, como condición indispensable para la convivencia pacífica y el desarrollo económico y social.   Promoveremos formas alternativas de resolución de conflictos aprovechando el potencial de Casas de Justicia y las iniciativas comunitarias de justicia alternativa como Jueces de Paz, Tribunales de Conciliación, Promotores de acuerdos comunitarios.

Fortalecer el Fondo de Seguridad del Departamento a fin de proveer los recursos financieros y logísticos necesarios para las fuerzas de seguridad que actúen en la región y el apoyo con recursos para la construcción del Comando de Policía regional Valle en Buga y la reconstrucción del Palacio de Justicia, serán también una prioridad.

Con el Gobierno Nacional fortaleceremos los programas de lucha contra el narcotráfico y las bandas criminales, erradicación de cultivos ilícitos, destrucción de laboratorios productores de sustancias ilícitas.

Recreación y Deporte

Requerimos de una oferta amplia para la práctica del deporte, la recreación y la educación física que contribuya al bienestar físico y psicológico de la comunidad Vallecaucana, a la integración para la paz y el liderazgo regional.  Para ello promoveremos el mejoramiento de escenarios deportivos, la búsqueda de talentos y el estímulo del deporte competitivo y de alto rendimiento con programas de subsidios económicos y becas para estudios universitarios.

En este contexto, fortaleceremos a INDERVALLE y con ella el desarrollo de los Juegos Departamentales, la participación en eventos deportivos de orden nacional e internacional y el diseño y ejecución de programas para grupos vulnerables (campesinos, indígenas, desplazados, personas en situación de discapacidad) en busca de su bienestar y progreso.  Apoyaremos técnica, física y administrativamente a las Instituciones Educativas para la promoción de la recreación, la actividad física y el deporte en la  población escolar.   De esta forma recuperar el liderazgo deportivo del Valle del Cauca y ser campeones de los juegos nacionales.


Cultura

Es indispensable identificar y proteger nuestro patrimonio histórico y cultural. En coordinación con las Alcaldías, Cámaras de Comercio, Empresarios, Gremios y Universidades, impulsaremos la Cátedra de la Vallecaucanidad.  Fortaleceremos las iniciativas públicas y privadas que fomenten el desarrollo cultural en el departamento y los municipios, que impulsen el mercado de productos artesanales y culturales y propendan por el rescate de la cultura y patrimonio de las comunidades afrodescendientes e indígenas.


EJE TERRITORIAL Y POLÍTICA AMBIENTAL

Para enfrentar la frágil identidad territorial donde se pierde la unidad y el sentido de pertenencia al territorio, hay que construir una visión regional compartida con los 42 municipios. Hoy es prioritario articular y aunar esfuerzos entre la Gobernación, los Alcaldes, el bloque parlamentario, los empresarios y las organizaciones sociales.

Los invito vallecaucanos y vallecaucanas a que aportemos y participemos en la implementación de una política  pública de gestión territorial que enmarque los planes de ordenamiento, den significado a nuestra biodiversidad, a nuestro hermoso paisaje, que genere conocimiento, cultura y protección  ambiental y que motive a transformar nuestras ventajas comparativas territoriales en ventajas competitivas.

Una gestión moderna del territorio significa  identificar  y explotar los potenciales de las alianzas con los vecinos del eje cafetero, la Orinoquia  y del Pacífico.  Para ello debemos integrar nuestras subregiones, planificar conjuntamente y armonizar su desarrollo atendiendo sus especificidades. 

La ola Invernal

Con más de 20 mil hectáreas de tierras cultivadas inundadas y afectaciones de diverso tipo como derrumbes, avalanchas, destrucción de vías de comunicación, destrucción de acueductos  e infraestructura importante en 36 de los 42 municipios del territorio, lugares donde más de 4 mil familias hoy están damnificadas por el invierno, el gobierno debe dar un apoyo inmediato. Por ello  esté será un escenario de trabajo, desde hoy iniciaré con acciones de ayuda a los damnificados garantizándoles calidad de vida en los albergues temporales, apoyo para la reconstrucción de sus hogares y suministro de sus enseres caseros, subsidios y fomento para el nuevo arranque de sus empresas y actividades económicas.

Sin embargo no podemos perder de vista que la reconstrucción debe superar la mirada de desastre y abordar aspectos esenciales como la reducción de la vulnerabilidad frente a daños y consecuencias de un nuevo desastre. Esto implica la orientación de esfuerzos hacia la reducción de factores como el uso inadecuado del suelo, la carencia de ordenamiento territorial y la destrucción del hábitat natural.

En este contexto emprenderemos un programa de desarrollo y un proceso sostenible que combinen la integralidad, la legitimidad y la movilización. Conjuntamente con las Comunidades, Alcaldes, CVC  y Gobierno Nacional coordinaremos las acciones y estrategias necesarias para la prevención de desastres, la implementación de planes municipales de gestión del riesgo y planes de contingencia para infraestructura indispensable como construcción de Jarillones, estaciones de Bombeo, canales de desagüe, albergues, recuperación de lagunas y humedales naturales en las cuencas de los ríos y educación para el salvamento. 


Región Pacífica

Como oportunidad que se genera hoy en el marco de la nueva Ley de Ordenamiento Territorial, trabajaremos arduamente para el desarrollo de la Región Pacifico en una visión moderna de gran importancia en el panorama mundial. 

Aprovecharemos los recursos de la nueva Ley de regalías para construir en el marco de la Ley  una agenda de productividad y competitividad para las regiones favorecidas. Se dispone de un monto inicial de 850 mil millones en el próximo cuatrienio para una apuesta social  que apalanque el desarrollo de todo el Departamento del Valle del Cauca.

Promoveremos el “VOTO REGION PACIFICO”, referendo territorial que puede ser incorporado en las elecciones para Cámara y Senado próximas, como lo lograron los 8 Departamentos de la Costa Caribe, ejercicio democrático que convertido en instrumento definirá muchas decisiones en cuanto a integración, desarrollo y autonomía regional.

Los departamentos del Valle, Cauca, Choco y Nariño integraremos 8 millones de habitantes y 53  congresistas, logrando una mayor fuerza de negociación ante el gobierno nacional para el bienestar de los pobladores, así podremos consolidar la Región Pacifico y constituir a Santiago de Cali como la capital del pacifico colombiano.

 

EJE GOBERNABILIDAD- INSTITUCIONAL

El verdadero significado de Gobernabilidad es hacer coincidir las respuestas con las necesidades. El liderazgo público y la legitimidad del orden legal e institucional son la respuesta idónea a los problemas y retos que enfrenta hoy  la sociedad Vallecaucana. La tarea es de todos y todas. Los vallecaucanos sin ningún distingo, encontrarán una administración de puertas abiertas y comprometida con la modernización de nuestro Departamento.

Tenemos que devolver a  la institucionalidad pública su credibilidad, su capacidad de organización,  planeación y gestión. Puntos vitales son el rediseño de la hacienda  pública, el lugar protagónico de la Secretaría de Planeación Departamental en el desarrollo regional y las dependencias del sector social. Tenemos que hacer un gran esfuerzo por mejorar la capacidad de administración  pública y la cultura de servicio al ciudadano. Hacer de la rendición pública de cuentas un verdadero ejercicio de control y pedagogía para el ciudadano y los propios funcionarios. La práctica de gestión institucional estará enmarcada en un código de buen gobierno, un empoderamiento ciudadano y un fortalecimiento del control a la gestión pública.

 

¡Vallecaucanos y Vallecaucanas!

Asumí este gran  desafío,  muy seguramente lleno todavía de muchos obstáculos por vencer, con la ilusión de realizar un sueño que estoy seguro interpreta los anhelos de los ciudadanos de esta región.

Soñamos con un departamento donde la administración no tenga el monopolio de las soluciones para el bienestar, donde  el ciudadano sea un actor vital, que propone, concilia y asume responsabilidades en la implementación de las mismas.
Soñamos con una región donde se respete el valor de la vida, la integridad y dignidad  humana, se reconozcan valores y se construya sobre ellos. Donde prosperen nuevas formas de entendimiento.

La voluntad de nosotros los ciudadanos para realizar este intercambio armónico es  nuestro  patrimonio social, que es un acumulado de voluntades, compromisos y capacidades adquiridas,  que nos permite funcionar y seguir funcionando como sociedad.
Este patrimonio es lo único que garantiza que haya sociedad, proporcionando el estimulo para mantener y reconstruir el tejido social, donde un conjunto de individuos y comunidades que mutuamente se reconocen como distintas, luchan por combatir las desigualdades, conviven armónicamente y respetan un ámbito público.
Ustedes me dieron su mandato y como primera autoridad del Departamento asumo con mi  gabinete la disciplina, el rigor y el entusiasmo que esta noble tarea exige…porque con seguridad soy el que la gente quiere.   

Número de visitas a esta página: 756
Fecha de publicación: 04/01/2012

Comparte esta publicación

Utilidades

Acerca de este Portal Nexura