Redes sociales

Asamblea Departamental

  • Inicio
  • Análisis al calentamiento global `EN 40 AÑOS EL VALLE DEL CAUCA CAMBIARÍA SU TEMPERATURA EN 2 GRADOS Y SUFRIRÍA INCREMENTO DE LLUVIAS´: ANDY JARVIS Urgen políticas públicas que incentiven la fruticultura y el control a la deforestación y la ganadería.

Análisis al calentamiento global `EN 40 AÑOS EL VALLE DEL CAUCA CAMBIARÍA SU TEMPERATURA EN 2 GRADOS Y SUFRIRÍA INCREMENTO DE LLUVIAS´: ANDY JARVIS Urgen políticas públicas que incentiven la fruticultura y el control a la deforestación y la ganadería.

Según el Científico Andy Jarvis, Líder del Programa D.A.P.A. adscrito al Centro Internacional de Agricultura Tropical, la región del Valle del Cauca “basándonos en el conocimiento científico, hacia el año 2050 sufrirá incrementos promedio de 2 grados en su temperatura, lo que equivale a 440 metros de piso térmico, e incremento en las lluvias”.  Esto implicaría, según él, que una ciudad como Popayán podría tener un clima similar al de Cali y Pereira un clima igual al de Cartago.  Las consecuencias de estas proyecciones, fueron analizadas por la comisión Ecológica y del Medio Ambiente de la Asamblea Departamental en el Conversatorio-Foro sobre Impacto del Calentamiento Global en la Región Pacífico de Colombia. 

Jarvis, experto en Enfoque Educacional en Hidrología, Modelación del Medio Ambiente, Sistemas de Información Geográfica y Ecología Tropical, recomendó como una de las alternativas, estimular cultivos similares en impacto social y económico para reemplazar el café, “que es uno de los más sensibles”.  “Afortunadamente por su diversidad el Valle del Cauca en producción alimentaria no se afectaría tan gravemente, pero los frutales son una opción importantísima porque genera empleo, ingresos, nutrición y consumo”, comentó.  Frente al tema cafetero, se mostró partidario de reemplazarlo en zonas bajas con cacao y no por ganado como se viene haciendo.  Precisamente explicó que el sector agropecuario es el que más emite CO2, y el subsector ganadero representa la mitad de esa carga, mientras que el restante es producido por los fertilizantes.

En opinión del Científico del CIAT, “en el Valle del Cauca no estamos bien frente al impacto del calentamiento global, pero tampoco estamos muy mal comparado con otras regiones”.  Sin embargo se mostró preocupado porque Colombia a nivel mundial está emitiendo el 0.37% del carbono, siendo las emisiones per cápita mayores que el promedio.  Igualmente planteó trabajar en la reducción al 0.30% mediante el compromiso individual apoyado en una conciencia medioambiental colectiva, “y las políticas públicas pueden facilitar que eso pase”.  Además de las investigaciones en la modificación del clima, el comportamiento de las lluvias y el panorama alimentario, Andy Jarvis dijo que actualmente el CIAT trabaja en los impactos en el agua.  “En seis meses se tendrán estos resultados de acuerdo al análisis en las cuencas de la cordillera central, porque hoy existen los problemas de disponibilidad y manejo del agua, pero lo más seguro es que hacia el futuro se incrementen”, concluyó.

OPINIONES

Junto a los directivos de la comisión Ecológica y del Medio Ambiente, Jaime Aguilar Domínguez (Presidente) y Marino Del Río Uribe (Vicepresidente), participaron varios diputados y representantes de los sectores vinculados al tema.  Antonio Ospina Carballo, asambleísta, manifestó que es necesario definir una política pública de recuperación de los bosques, no con pino ni eucalipto, y para generar alimentos en el campo.  “Una vez estudiada la huella de carbono que cada uno estamos generando en nuestras actividades, hay que concretar esa política pública de seguridad y soberanía alimentaria, recuperando el recurso hídrico”, anotó.

Jairo Escobar Fernández, Director del Inciva, dijo que como están las cosas “hacia el futuro no hay futuro, si no nos comprometemos todos” y planteó con preocupación como urge fortalecer las políticas nacionales implementadas por el Ministerio del Medio Ambiente.  “Presentamos un proyecto de 600 Hs de reforestación en Tuluá, pidieron reducirlo a la mitad por ser muy grande y nos argumentaron falta de estudios de viabilidad y técnicas específicas, eso demuestra que hay que persistir en las políticas de reforestación”, indicó.  El Inciva anunció que continuará impulsando los proyectos de creación de bosques municipales y departamentales en todo el Valle del Cauca.

Por su parte el Director del Instituto CINARA de Univalle Jorge Latorre, fue enfático en que “hemos vivido, la comunidad y la población, de espaldas a los sistemas ecológicos”.  También se mostró preocupado por los indicadores de deforestación, que permiten prever que “en 10 años el Valle del cauca podría estar deforestado”.  Según los datos del CIAT al año se devastan 340.000 Hs en el Departamento frente al indicador nacional de 100.000 Hs/año.  “Si tomamos la cifra más baja, en 25 ó 30 años se arrasaría el área vallecaucana y conforme a la cifra mayor, en 10 años el Valle del Cauca estaría totalmente deforestado”, explicó.

Luis Ernesto Hurtado, Director Técnico de la Secretaría de Agricultura y Pesca, planteó una apuesta por la fruticultura y fortalecer el tema del cacao “que creció 200% en el 2009, siendo el producto que más aumentó en productividad”.  Pidió que los incentivos a la siembra de frutas se complementen con el uso eficiente del agua.  El Ingeniero Ambiental Julián Alberto Grisales dijo que es prioritario revisar los estudios del impacto de las coníferas en el Valle del Cauca, y trabajar en el problema creciente de la hormiga arriera.  “Su infestación es evidente en campos y centros urbanos, además el uso de tóxicos para controlarla contamina las aguas subterráneas”, manifestó.

Finalmente Jhonny Monsalve, propuso que la Asamblea Departamental solicite a la C.V.C. un informe de reforestación por municipios excluyendo la siembra de pino y eucalipto, y a la Contraloría y a la Procuraduría Agraria, el seguimiento hecho a los municipios en cuanto a la destinación del 1% del Presupuesto para compra de terrenos en las cuencas hidrográficas en cumplimiento de la Ley 99, así como inversiones para el control de la hormiga arriera.  En el Presupuesto del 2011, dijo que hay que estimular el silvopastoreo en los sectores ganaderos, con árboles maderables y frutales.  “Si cada municipio aporta $ 50 millones, la Secretaría de Agricultura y Pesca podría concurrir en función de la reducción de la ganadería extensiva”, concluyó.

Número de visitas a esta página: 1257
Fecha de publicación: 22/07/2010

Comparte esta publicación

Utilidades

Acerca de este Portal Nexura